Es el turno de los Diseñadores: Revolución en la moda

…”Todos los creativos tienen que rebelarse”. Paul Arden[1]

Extractos de entrevista sobre el texto que escribí para el INTI: “Debates contemporáneos sobre el rol del diseñador de indumentaria y textil y sus escenarios futuros.”

Autor: Paola Cirelli 

1-En la charla hacés referencia a que las carreras están desde el 89 y no innovan y que la moda se maneja igual que hace 200 años.

 

Antes de 1989 el diseño no era parte de la Moda/ indumentaria. Después de 1989 ingresó el DISEÑO en la moda para transformarla. Resolver problemas de las personas, del medioambiente, económicas. Entender los contextos y las problemáticas industriales. Y muchos puntos más que las metodologías proyectuales aportan. Hoy se sigue trabajando (en muchas empresas) sin el diseño. Siguiendo patrones de los desfiles, alta costura, principios de economía destructiva, esclavizando personas, una planteo más estético que desde una lógica de abordaje de problemas de las personas.

 

2 Cómo explicas la segunda revolución…..

 

Aquí hay dos ejes importantes, que para mí hacen la diferencia en el modo de trabajar en la moda hoy. Tanto en Argentina como en el mundo.

Cuando el diseñador crea su propia marca, tiene menos restricciones, no tiene una bajada de línea tan extrema, que si trabajara para una empresa. Ya que el modo de trabajo en empresa tradicional de moda, no permite que el diseño despliegue su potencial.

En este punto es donde planteo que la segunda revolución de la moda es de los diseñadores. Sueldos bajos, maltratos, exigencias de tiempos irrisorios en el aporte creativo (fast Fashion), muchas horas de trabajo diarias, obligación de adaptar o copiar diseños de otros, coartar sus conocimientos de diseño y creatividad. Desarrollando en muchos casos tareas administrativas y/o técnicas. Muchas empresas siguen trabajando como si el diseño no hubiese desembarcado en la moda. Y sí lo hizo, podemos ver reflejados en marcas que si lo entienden y en marcas comandadas por ellos mismos. Los diseñadores que trabajan en empresas, se sienten en muchos casos frustrados, decepcionados, esperando el momento de poder construir su propia marca para dejar su mensaje. Los empresarios no entienden la forma de trabajo de un diseñador, no entienden lo que el diseño aporta. Podríamos gritar: Déjenlos trabajar!!

Muchos años capacitando y asesorando empresas y diseñadores me permitió detectar este desfasaje en formas de abordar el negocio de la indumentaria, que hoy se encuentra en un punto de inflexión.

Cuando una empresa decide copiar o adaptar una colección de otro hemisferio, no comprende que las personas no son las mismas. Que existen otras necesidades (económicas, ambientales, distintas formas de los cuerpos, etc) Pero insisten en traer producciones de afuera como colección, por una cuestión de seguridad. Porque seguimos mirando a Europa o Estados Unidos, como si ellos fuesen los primeros en desarrollar la moda. Quién dice que viene antes, primavera/ verano u otoño invierno?  Y así las propuestas de las marcas se parecen, porque todos van a la misma “fuente”

 

El diseño es el proceso por el cual una idea toma forma.

Una idea que responde a los problemas de las personas. Sin un destinatario “personas” no se diseña. No hay actos individuales, aislados, fuera de contexto o abstractos. El diseño responde a una necesidad.

 

El diseño aporta valor a las empresas, desde la concepción de un producto interactuando con los diferentes departamentos hasta la gestión de la colección y la interacción con el cliente. Un hilo conductor que une absolutamente todo.

 

Por lo que este punto aún no ha sido entendido, muchas veces por las empresas, incluso por las instituciones que enseñan indumentaria /moda.

Antes y despues Diseño 1989.jpg

[2]

 ¿Qué le aporta el DISEÑO a la moda? Design Thinking

 El Design Thinking o pensamiento de diseño, es la forma en que los diseñadores abordamos los problemas. Es decir, nos posicionamos en las personas (empatizar) para detectar sus necesidades y proponer servicios o productos que resuelvan sus problemáticas. El concepto Design Thinking se hizo conocido de la mano de Tim Brown (CEO de IDEO) allá por el 2008, que hablaba sobre como la forma en que pensamos los diseñadores puede ser útil para el abordaje de problemas sociales. O que ingrese en áreas donde el diseño no era permitido, como la medicina, la gestión de negocios, la economía, abogacía, etc. Pensar de otra manera, utilizando la creatividad, pensamiento lateral, y técnicas conocidas por los diseñadores y la investigación. Esta forma de pensar cada vez es más requerida en el mercado, ya que hoy es un valor agregado para cualquier empresa. Los nuevos modelos de negocios digitales, la industria 4.0, la inteligencia artificial, y los cambios vertiginosos en la sociedad requiere pensar más estratégicamente y de manera disruptiva. Rompiendo modelos tradicionales de trabajo.

 

Algunos de los aportes más relevantes, que el diseño (Pensamiento de Diseño) trae a la Moda:

●     Centrarse en la persona a quién resuelve el/los problema

●     Mejorar sinergias de trabajo integrando diferentes áreas de la empresa. De manera creativa coordinar equipos de trabajo, facilitando el aporte y la co-creación entre áreas.

●     Desarrollar colecciones estética y funcionalmente correctas, que permitan la vida útil del producto. Comprendiendo al cuerpo y sus movimientos.

●     Trabajar de forma transparente, ética, y siguiendo los principios de un profesional del diseño.

●     Sustentabilidad, trabajo justo, simplificación de procesos productivos. Entender problemáticas de los sistemas de producción.

●     Desarrollar ideas innovadoras para que la empresa se destaque de su competencia, olvidando la copia. Desarrollar una identidad clara, colecciones con alto contenido discursivo que permita destacar la marca con su voz, por sobre otras, despegándose conceptualmente y permitiendo tener su propia personalidad.

 

Allí es donde el DISEÑO, aborda la moda. No la moda, aborda el diseño. La diferencia fundamental de la creación de las carreras de diseño en una institución desde hace 30 años, es justamente dejar de trabajar como creadores de moda / copiadores de modas, para pasar a ser DISEÑADORES. De aportar una visión estratégica, holística, y de negocio que sin el diseño podremos hacerlo.

La innovación es la utilización del Diseño en su máxima expresión.

 

2.5 El trabajo del diseñador de indumentaria/moda según los pain points analizados durante los meses de julio y agosto de 2018. El caso Argentino.

 *La encuesta no está cerrada en análisis.

La siguiente encuesta es parte de una investigación que llevo años desarrollando, a partir de la capacitación, y asesoramiento a diseñadores de indumentaria/moda. Esta  encuesta, se realizó de forma anónima, recolectando datos concretos a través de múltiple choice, y preguntas abiertas que permiten generar mayor  de información por parte del encuestado.

Se logró tomar testimonio a 80 diseñadores: La premisa fue que estuvieran trabajando para una empresa en Argentina o bien que cuenten sobre su última experiencia laboral.

En la pregunta “¿Cómo te sentís respecto a la industria siendo diseñad@r de indumentaria / moda?

Muchos de los diseñadores mencionaron en sus respuestas;  No hay valoración / no hay un reconocimiento de la profesión en las empresas. Teniendo en cuenta que uno de los puntos más importantes en la profesión es la  capacidad de crear una colección y gestionarla.

 La segunda palabra con  mayor mención es de Decepción, seguida por frustración, estafad@, desilusionad@, referido a como la Carrera de diseño de indumentaria, se presenta en las universidades / instituciones, cotejado luego con la realidad del mercado.

 Luego le siguen conceptos como "falta de organización en la industria" y enojos con tema  de bajos sueldos.

 

El Diseño transforma la moda, permitiendo crear colecciones y no copiarlas. A pesar de este gran aporte a la disciplina, los empresarios y dueños de las empresas, prefieren copiar, porque les da la seguridad de la venta.

La industria argentina no reconoce el labor del diseñador, no lo toma como un profesional aún (aunque antes era en menor medida).  El diseñador es considerado un técnico multifacético y no un creativo.” Anónimo[3]

 

 

El diferencial en cualquier producto, es dado por el valor que se le aporta, desde la construcción de la marca hasta el producto.

El mercado interno en crisis, abre nuevas posibilidades de llegar a través de la  exportación de indumentaria / moda a nuevos mercados. Para lo cual se requiere un ejercicio de responsabilidad sobre las propuestas de las marcas. Como anunciaba S. Saulquin[4], se armó la carrera de indumentaria para evitar exportar aquello que se había copiado previamente.

 

La segunda revolución de la moda es de los diseñadores, no esperar que el mercado cambie, sino dejar de trabajar como la industria quiere que trabajemos para desplegar las bases del diseño. Seamos el cambio que queremos ver. 

 

Paola  Cirelli

@paolacirelli

www.fashiondesignthinking.com


[1] Arden, P – Usted puede ser lo bueno que quiera ser – Barcelona  - Editorial Phaidon –(2010) 5ta Edición

[2] Gráfico Antes y después Diseño vs Moda, realizado por la autora Cirelli, P.

[3] .Encuesta realizada por el Estudio @fashiondesignthinking. Resultados completos de la encuesta en www.fashiondesignthinking.com/blog. A partir de Diciembre 2018.

[4] Comentario realizado en el marco del Libro. Chiesa, M, Cirelli, P y Siciliani, P – Buenos Aires es Tendencia, diseño de indumentaria en la era digital -  Buenos Aires - Editorial Sudamericana – Random House Mondadori (2012)

paola cirelli